fbpx

Aquí está un comentario acerca de la posición de la UE y Alemania de nuestro blogger crítico invitado Manfred Turner:

Aunque Europa, y Alemania en particular, con su fuerte economía, están activas en la producción de la energía renovable, sus actividades en esta área están lejos de ser suficientes. Todavía se aprueban las centrales eléctricas nuevas de carbón y los ahorros fiscales correspondientes en el mercado de la energía solar han sido reducidos o eliminados.

La energía solar, en particular, merece la mayor atención en un país con muchas ciudades grandes. Tanto las plantas de biogás como los parques eólicos no pueden ser construidos en la ciudad, pero las plantas solares grandes y pequeñas pueden estar instaladas en cualquier edificio y ubicadas dentro de los límites de ciertos tamaños.

También me parece problemático que el desarrollo técnico de la movilidad eléctrica se enfoque no más que en la industria automotriz, con el transporte público que se hace más caro cada año en lugar de hacerse más barato. El transporte ferroviario y local no ofrece ninguna ventaja financiera clara sobre los automóviles privados.

Y al final, incluso en el parlamento de la UE, los objetivos climáticos (anteriormente de nadie más de los alemanes) y los valores máximos de emisión de CO2 establecidos tuvieron su nivel más conveniente gracias a la presión alemana. Un criterio relevante ni siquiera fue aplicado: El ahorro de la electricidad en general, lo que podría reducir significativamente las emisiones de CO2 de Alemania. Sea en el transporte o en la industria. Pero los consumidores a gran escala no se castigan con los precios altos de la electricidad, no, incluso ellos obtienen ciertas recompensaciones. Con mayor consumiсión de la electricidad, menos dinero tendrán que pagar por los kW. Esto no solamente perjudica al medio ambiente, sino también es injusto en comparación con los hogares privados. Después de todo, los hogares alemanes pagan por la eliminación gradual de la producción de la energía nuclear, así como por el desarrollo del suministro de la energía renovable a través de la contribución EEG en la factura de electricidad. También es cierto que los proveedores de la energía otorgan ciertos descuentos especiales, pero este tipo de descuento puede ser contrarrestado por la legislación política.

Además, capaz que habrá la posibilidad de aportar más apoyo financiero a los Länder, las ciudades y los municipios para el desarrollo de los sistemas inteligentes de iluminación y la construcción de los caminos solares y otras medidas de ahorro de la energía.

La observación a los Países Bajos, Bélgica, Francia y Dinamarca, por ejemplo, muestra que en algunas áreas de prueba los servicios locales gratuitos de transporte han causado un efecto muy positivo en el tráfico de los automóviles, que ha disminuido en más del 50 por ciento en estas regiones de prueba. Por lo tanto, el transporte local gratuito puede ser financiado y es una de las medidas más importantes para la protección activa del medio ambiente, que va de la mano con la reducción enorme de las emisiones de CO2.

¿Por qué no lo hacemos en Alemania?

Scroll to Top